San Gerónimo

¡NUESTRO BLOG!

ZONA ARQUEOLÓGICA AKÉ

Está situada a 35 kilómetros de la ciudad de Mérida, y el acceso es por la carretera federal 80 que conduce a la población de Tixkokob.

La ocupación en Aké se inició desde el Preclásico tardío (300 a.C. a 300 d.C.) y continuó hasta el posclásico (1300 a 1450 d.C.). Aké alcanzó un alto nivel urbano desde época muy temprana y sostuvo relaciones con sitios como Izamal, al cual se unió mediante un sacbé de 32 kilómetros de largo y su influencia llegó hasta la región de Río Bec, en Campeche, y Cobá en Quintana Roo.

Aké es uno de los más importantes del norte de Yucatán y se conoce ahora con el nombre de Ruinas de Aké por la hacienda de San Lorenzo Aké que se erige sobre los antiguos vestigios mayas. El vocablo maya Aké se refiere a un apellido y por tanto, también puede señalar pertenencia a un linaje; en otro sentido, denomina a un tipo de planta (bejuco). Es posible que esta zona arqueológica haya tenido un papel importante en la región. Así lo sugieren su gran tamaño, el amplio lapso en que fue habitado, la presencia del sacbé que lo unía a Izamal, y a los cuatro sitios intermedios que cruzan ese camino, y su situación geográfica (entre Tihó y la antigua Mérida e Izamal).